#VidaDeCasados: Carta abierta a mi esposo

Han pasado casi dos años desde que nos casamos y debo admitir que he intentado escribir esta carta al menos unas cuatro veces durante todo este tiempo y cuando estaba por iniciar con alguna frase poética de esas que arrancan un “Oh ¡Qué lindos!” o un “¡Ay que cursi!”, algo pasaba que terminaba borrando todo, cerrando la página y diciendo entre dientes “¿por qué me casé?”

Sé que ambos nos hemos preguntado eso más de una vez y muchas parejas también lo deben haber hecho – quiero pensar que son todas, para no sentirme mal por eso – y es en esos segundos o quizás minutos, buscas ese algo que te haga seguir, que te haga despertar cada día sabiendo que serán otras 24 horas compartiendo tu cama, tu itinerario, tu mesa, la ducha, el camino para llegar al trabajo y la salida, 24 horas compartiendo tu vida con ese alguien que hace un tiempo solo veías por algunas horas, esas horas en que todo parecía tan fácil y que hoy no lo son tanto. Entonces, empiezas a recordar lo que te habían contado sobre la vida de casados.

Sigue leyendo

Anuncios

#MYWEDDING(SOON): ¡NUESTRA BODA SOÑADA!- LA FIESTA

Stephi & Nilton baja-621Había pasado el momento de los preparativos que te van acumulando de nervios y había pasado la ceremonia -el momento en que esos nervios acumulados, aparecerían- para finalmente llegar al momento más divertido y relajado de mi boda soñada: La fiesta (Yee!)

Luego de la ceremonia y tranquilidad que el momento más tenso -y más emotivo- había pasado fuimos a nuestra sesión de fotos en los alrededores, mientras nuestros invitados picaban y tomaban algunos piscos sour -el clásico, mi favorito y maracuyá sour, el favorito de Nil- se tomaban fotos y disfrutan de cada espacio que fue muy bien pensado y logrado por nuestra wedding planner, hasta que nos dijeron, es hora de volver. Era momento de nuestro ingreso como esposos, y estábamos felices, ellos nos esperaban y nosotros no parábamos de sonreír. Sigue leyendo

#MyWedding(Soon): ¡Nuestra Boda Soñada!- La Ceremonia

Stephi & Nilton baja-325

Él siempre me decía que le parecía injusto que sólo la novia entre con una canción y que a los novios no les hicieran mucho caso cuando caminan hacia el altar y lo entendía, era así, una tradición que ese día acabaría – al menos en nuestra boda no iba a pasar- y fue por eso que desde que escogió la canción con la que haría su entrada esperaba entre los muchos momentos, ese, en el que escucharía su canción en medio de las miradas de los que son importantes en nuestras vidas, caminando hacia el altar donde me esperaría por unos minutos, ese momento que imaginó especial y así fue. Sigue leyendo

#MyWedding(Soon): ¡Nuestra Boda Soñada!- Las Previas

Stephi & Nilton baja-116Lo que se siente cuando empiezas a contar lo que falta para el gran día, ese que has venido esperando desde que te comprometiste (o desde antes, depende de tu nivel de ansiedad), eso…se llama A.M.O.R. Sí, así de indescriptible es, es una mezcla de todos los sentimientos que puedas encontrar en el diccionario y algunos otros. Y de ese gran día ya hace un poco más de un mes.

Llegué un día antes muy temprano a Wakama, dónde sería mi tan esperada boda, luego de casi olvidar mi vestido de novia en casa -en el apuro de cargar todo para esos 3 días que íbamos a pasar ahí, antes, durante y luego del día de la boda- llegamos a la playa que no habíamos visitado en meses y por la cual tuvimos un amor a primera vista, el resort, la playa, las casas coloridas, la comida, todo hizo que quisiéramos que ahí fuera la boda que tanto imaginamos y ahí estábamos, casi un año después, más convencidos aún de que habíamos tomado la mejor decisión y no sólo por que llegamos más enamorados, sino porque era ahí donde teníamos que celebrar ese Sigue leyendo

#HoneyMoon: ¡Vamoa Panamá!

Cuando te preguntas a dónde ir de luna de miel (nuestro primer viaje juntos en realidad, después de 6 años de relación, ¿por qué? pregúntenle a mi madre) pues vienen las primeras ideas. Primero, el lugar que vi un día en una revista de viajes y lifestyle cuando tenía 15 años, como destino romántico playa-ciudad y ese fue Cartagena de Indias (Colombia), luego pensé en el lugar que siento que en alguna otra vida debo haber nacido allí, Brasil; también imaginé cumplir ese sueño que compartíamos de viajar recorriendo Europa (pero no teníamos Visa así que preferimos evitarnos la fatiga) y por un instante, olvidé que la tarjeta no da para tanto, pensé en viajar a Dubai (claro que ese deseo duró lo que demoré en contárselo a mi entonces novio) y finalmente entre las muchas opciones vimos una hermosa foto de la vista de la playa desde la habitación de un hotel en Panamá, entramos a la web y era el Decameron, sistema todo incluido, frente al mar caribeño, lejos del frío que aún no se iba de Lima… y dijimos: ¡Vamoa Panamá!. Sigue leyendo